Se arranca una oreja para ver cuanto tarda la ambulancia. Personal del servicio de urgencias del Complejo Sanitario San Luis realizarán una medida de fuerza este martes.

 Gerónimo Ortiz decidió arrancarse ayer una oreja con el fin de provocar una situación de urgencia y comprobar cuánto tardaba la ambulancia en acudir a su domicilio para auxiliarle. “Primero pensé en hacer saltar todos mis dientes de un puñetazo, lo que pasa es que caí en la cuenta de que no podría llamar a la ambulancia porque no hablaría con claridad”. Según Ortiz, no hizo falta esperar más de cincuenta minutos para recibir la visita de los médicos pese a que, al llamar, la operadora insistió en que, sin la oreja, podía desplazarse por su propio pie al hospital. “Son la hostia. La ley del mínimo esfuerzo. Pero bueno, les das caña y responden”, admite Ortiz.

Ortiz cree que la pérdida de la oreja era necesaria sobre todo para valorar la calidad asistencial de la provincia. “ No suelo tener problemas de salud y, realmente, no puedes estar seguro de que funcionan estos servicios hasta que les necesitas de verdad”, explica.

El balance del experimento es, según él, “bastante positivo” pese a que no se le ha podido coser la oreja porque el corte no era limpio. “Da igual, llevo siempre el pelo largo”, sentencia el afectado.

 La dejan picando

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s