Policia de San Luis: Represión & Medios y la virginidad de una sociedad sin violencia

Uno lee y ve que el allanamiento en la ex Cerámica San José generó una serie de noticias en blogs y medios virtuales que encuadraban al accionar policial como un hecho vandálico. Y la Municipalidad misma, de perfil progresista, se solidarizó con los allanados regalándole desayunos y ofreciéndole planes sociales.

Que va. Más allá de lo absurdo que esto suena en cualquier continente, es algo que sucede solo en San Luis. Reivindicar a quien es acusado por el estado, desde el mismo estado, no es lo mismo que hacer una acción de amparo o utilizar los poderes que una república tiene.

Uno sabe que la Policía respaldada en el  Derecho Penal,  es un órgano de control, es la imposición de la fuerza sobre las ideas disidentes al sistema,  algo que sin mucho pensar convalidamos y que creemos necesario. La policía existe para defender la propiedad privada en la medida que es privada y regular el orden para que nada altere su existencia. No tiene utilidad en la solución de conflictos. Es por eso que uno del medio simula obediencia al poder para convencerlo de que estamos subordinados a él y poder hacer la nuestra, y respeto a la policía para parecer honrado. Hasta acá mi idea de la ley y el orden

Ahora bien. Todo actuar policial es violento. Incluso su presencia.  Un policía en una esquina significa “si haces bardo te pego y sino vas preso“. Los policías en el allanamiento seguramente cometieron excesos. Pero criticando ese mal obrar el municipio puntano apunta a reivindicar a los acusados del sistema, quienes se hacen fuertes en ese respaldo. Y busca el rol “Yo no soy el sistema fascista que busca mantener el orden”,  gestando ante la sociedad una alianza entre sujetos cuestionados por el estado y el poder kirchnerista del intendente Ponce. A ver. Sin ser denso. Blanco y Negro ven los kirchneristas en esto. Malos polis, buenos okupas. Y se cagan en las enseñanzas posmodernas, estructuralistas o como se quieran leer, que te dicen que la dualidad es perversa. De los dos demonios a los panópticos toman lo que les conviene. Foucault era Racing y Derridá puto dijo Zaffaroni.

Conclusión. Nos olvidamos completamente que un allanamiento y un intendente levantando infracciones tienen el mismo sentido focaultiano  postmo de vigilar y castigar. Y entonces me cago en el progresismo kirchnerista, y voy de la mano de sus ideólogos.

La pregunta es si políticamente sirve esta movida. La reacción de la clase media argenta ante los beneficios de presos de vatayón militante es la misma que la de la mayoría de los puntanos que trabaja cuando ven al municipio regalándole cosas a okupas. Pero la lectura subliminal es que no se puede menospreciar del poder k. Si el kirchnerismo se desinteresa por lo que piensa la clase media, y reduce la capacidad de voto de esta a  la facilidad de obtener un crédito y estabilidad laboral, relegando el concepto de policías y ladrones, de seguridad y violencia, es por algo. Porque apunta a su prescindencia política electoralista  y porque solo ve que “su columna vertebral“, como decía el general, hoy pasa por los desocupados, presos y marginados. Por todos aquellos que necesiten políticamente del derecho garantista por sus problemas con la ley, y económicamente, subsidios y planes sociales. La dependencia del poder al palo. Alienación para todos diría Cristina.

Para ir terminando. En el video de la represión del domingo de los pibes de Huracán, -que publicaron La Gaceta, Periodistas en la red y otros-, el flaco que relata comienza a filmar desde la intervención policial y no desde que el referí suspendió y pidió ayuda a los malos rattis porque todo se le iba de las manos. Cascotazos y menores no aparecen por ningún lado. Solo se muestra a la yuta, represora por naturaleza, castigando a un melenudo desnudo y tirando balas de goma a otros. Como si el melenudo que revuelcan en el piso hubiera sido una raulito o un gandhi puntano. Como si un cobani fuera a hacer bardo adrede porque le encanta que lo forren los periodistas.

Pelotudismo policial al palo o misterios del periodismo puntano. Rattis seguros se avisan de las cámaras filmando

Quien nunca fue a una manifestación dirá que esto es brutalidad policial. Quien pasó un tiempo compartiendo piedras y cachiporras con ellos dirá que seguramente algo saben los ratis. Que algo se viene por estos pagos de la mano del kirchnerismo progre municipal. Y por eso la brutal e intimidatoria represión rodriguezsaaista. Que se yo. Además si no es así, sale lo mismo acusar a los rattis por bestias, como a los progres, piqueteros y okupas de desestabilizadores. Y me copio acá de lo que dice Cristina cuando la joden en Bs.As.

Finalmente, la sensación de  objetividad en la sociedad puntana es buena al tener un diario oficialista que defiende a ultranza al sistema local, y una infinidad de medios virtuales que lo estigmatizan. El punto es que en su individualidad ninguno busca la objetividad. La carga política repugna al ciudadano medio cuando quiere descansar de proselitismo partidista metamorfoseado en cualquier cosa y solo quiere ser un zoon politikón o un buen salvaje. Porque para los medios, sean de pseudo izquierda o derecha, el vecino medio apolítico siempre será un lumpen, o su inexistente equivalente facho, cuando intenten pensar por su cuenta.

Sanluis me copa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s