Mientras la polémica por el anunciado arribo de La Salada alcanzaba su punto máximo con la presentación en la Legislatura de un proyecto por parte de la Federación Económica de Mendoza (FEM) para suspender su instalación en Guaymallén por al menos 180 días, desde Las Heras alguien redobló la apuesta. El intendente Rubén Miranda, ni más ni menos, admitió que vería con buenos ojos que el complejo comercial, nacido en el conurbano bonaerense, se instalara en su departamento. E, incluso, precisó dónde: Uspallata.

Adidas y Nike fabricarán zapatillas falsas para la nueva Salada que se instalará en Mendoza.

Como ya lo venían anunciando para el emprendimiento neuquino Cardón y Cheeky, muchas empresas con licencias extranjeras produciran sus propias marcas adulteradas para competir con los emprendimientos esclavos y familiares  que se generan a partir de ferias como La Salada.

 

Las celebre marcas textiles han decidido hacerle frente a los imitadores que fabrican réplicas falsas de sus modelos emblemáticos. Para ello, ha iniciado la producción de sus propias imitaciones en Villazón y La Paz dejando de lado la opción esclavitud/microemprendimiento a la legislación boliviana.

“Son imitaciones de zapatillas cien por cien originales, versiones falsas más baratas que los modelos genuinos pero auténticamente imitadas”, explican algunas firmas en su página web. “No se distinguen a simple vista unos de otros. Hasta falsificamos el certificado de autenticidad, que es auténticamente falso, no como los falsos certificados que circulan por ahí, falificados por terceros”, añade el fabricante.

Detrás de esta estrategia hay una clara voluntad por parte de la marca de ofrecer productos más baratos en esta  crisis sin renunciar al prestigio. “Hay quien dice que hemos bajado los precios y que nos negamos a admitirlo. No es verdad. Quien quiera una Nike auténtica y esté dispuesto a pagar el precio de siempre, puede comprarlo. Lo que pasa es que ahora también puede optar a falsificaciones exclusivas y con la seguridad de saber que está adquiriendo una imitación”, aclara un portavoz de la empresa.

Se adquirirán en la trastienda oficial de la tienda oficial

Adidas y Nike han querido mantener “la experiencia de la clandestinidad” que conlleva la compra de falsificaciones no autorizadas. Por este motivo, apoya los emprendimientos como La Salada en todo el pais. “Los vendedores son aymaras y coyas del Álto Perú cien por cien bolivianos”, informa la web de la marca. En ella no está disponible el catálogo de modelos y de precios “porque dependerá de lo que ofrezca el boli en su puesto y de lo que el cliente consiga regateando con él durante el proceso de compra”.

La firma no niega que algunas de estas prendas sean “ejemplares sustraídos de nuestras propias tiendas y puestos a la venta posteriormente en la trastienda a un precio sensiblemente menor”.

Via Los Andes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s