Dirigentes puntanos castigados piden asilo político a Ecuador

SE HAN REFUGIADO EN LA EMBAJADA, DONDE LLORAN Y JUEGAN A “Simón dice”

 

Cecilia Luberriaga, la ministra de Turismo, el ministro de Educación, Marcelo Sosa,  el ministro de Relaciones Institucionales y Seguridad, Eduardo Mones Ruiz, y Alejandro Munizaga, del Universidad de la Punta, han abandonado el domicilio de Terrazas del Portezuelo y se han instalado en la embajada ecuatoriana pidiendo asilo político, aunque inicialmente lograron entrar en el edificio haciéndose pasar por miembros de la cooperativa Ecuador Trabaja, que cumpliría funciones de maestranza y jardinería en el consulado.

Los funcionarios denuncian que son objeto de una persecución “por un enfrentamiento ideológico con su subconsciente externo materializado en la imagen de un ex gobernador que los amedranta”.

Por otra parte un ex gobernador vinculado al hecho comenta que “los han castigado porque ni han empezado aùn a leer los tutoriales de verano que les dejè, y ni siquera respetaron los post it amarillos que tiene pegados en todos los escritorios”.

Los funcionarios, que se expresan en un lenguaje muy limitado “porque cuando eran más pequeños estuvieron expuestos muchas horas a una pedagogia digital donde solo tenian que apretar intro sin decir una palabra” , ha impresionado al personal de la embajada por su reacción y llanto cuando los acomadaron provisoriamente en una habitación con tv donde pudieron sintonizar los discursos de la cadena nacional y paka-paka,,

No tiene nada que ver con el caso de Julian Assange. Estos perseguidos políticos son muy educados, aunque no tan despabilados, pero merecen que les prestemos atención a lo que reivindican”, aclara la embajadora, Adolfa Lagarro. Pese a ello, resulta obvio que las pobres almas se inspiraron en la reclusión de Assange en la embajada ecuatoriana de Londres para ampararse también en la diplomacia de este país.

“Pido que renuncien a esta caza de brujas”

La capacidad de pensar en el periodo político de gobierno es un asunto que compete a la intimidad de la persona y así se había dispuesto previamente con el beneplácito de mis mentores ideológicos , aunque no por escrito sí verbalmente. Y eso tiene valor contractual, igual que tiene valor nuestro derecho fundamental a disponer de nuestros negociados económicos según nosotros mismos consideremos”, argumentan los funcionarios, que piden “que renuncien a esta caza de brujas”. El ex gobernador replica que “desde que acabó mi mandato no han hecho un carajo y tienen un cuaderno de tareas y una netbook con ejercicios on line que deberìan ya haber entregado”.

“Supongo que no hace falta que les recuerde que la Declaración Universal de los Derechos Humanos salvaguarda la libertad del hombre como facultad natural para actuar conforme a su conciencia”, insisten los políticos refugiados. “Nuestra idea era abordar estas obligaciones dentro de unos días porque aún no nos sentimos totalmente recuperados; compréndase que hemos estado sometido a mucha presión”, sentencian, y se muestran decididos a “no tolerar ningún tipo de violencia, física o psicológica, por mucho que se justifique con una supuesta autoridad moral paterna que, desde este refugio que nos ha concedido Ecuador, pueblo hermano,  impugnamos”.

El ex gobernador pide a los medios y a la embajada de Ecuador que no se dejen embaucar por la retórica de estos funcionarios. “Cuando hablan de derechos es que se han portado mal”, explica una senadora de la nación. “De hecho, no es la primera vez que estos apòstatas se dirigen a la opinión pública para solicitar ayuda: hace unos meses se besuqueaban con cualquier mujerzuela que venía de Bs.As.”, “Este es el uso que hacen ellos de los principios democráticos”, apunta el ex gobernador.

Aunque el Gobierno Nacional considera que el conflicto debe resolverlo la provincia y que “no estamos ante un problema diplomático”, el titular de Exteriores de Ecuador, Ricardo Patiño, cree que “tenemos la obligación de mediar en este tema ya que las personas han acudido a nosotros. Al menos, le daremos la oportunidad de negociar con sus superiores en un entorno neutral”. Dicho entorno neutral es, según se ha filtrado a la prensa,  la misma sala donde  està la tv transmitiendo cadena nacional en la que los refugiados pasan las horas absortos en las imágenes, leyendo Pàgina 12 y Tiempo Argentino, y comiendo embutidos de cerdo de un criadero de Juan LLerena con la viñesta “Chancho para todos”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s