Ginecólogos rosarinos colocaron a Cristina Kirchner un inhibidor de abucheos.

Será efectivo en un radio de trescientos metros y solo en ciudadanos masculinos.

cristina Ginecólogos rosarinos colocaran a Cristina Kirchner un inhibidor de abucheos Será efectivo en un radio de trescientos metros solo en ciudadanos masculinos.  La Señora Presidente de todos los argentinos será la primer miembro del Gobierno que irá equipado las veinticuatro horas del día con un inhibidor Bünssen contra abucheos. El aparato, que emite una frecuencia constante de setecientos ohmios circunstanciales, impide que cualquier ciudadano situado a menos de trescientos metros del mandatario pueda articular abucheo alguno, tal es la potencia del ohmio circunstancial.  Al parecer, el inhibidor bloquea la comunicación entre la glotis y el área de Wernicke, del cerebro de masculino, impidiendo que cualquier reproche, insulto o silbido, por mucha intensidad con la que se piense, pueda reproducirse en las cuerdas vocales y salir al exterior. Los insultos excesivamente largos, como “Cristina, andate a la recalcada concha de la reputísima madre que te recontra mil parió aborto político salido antes de tiempo de la concha purulenta de tu putísima madre quinelera” sí podrían llegar a escucharse, pero la formidable distorsión producida por el inhibidor lo convertiría en un ligero eructo cuyo sonido sería muy similar a la expresión “Vamos Cristina” .  El inhibidor Bünssen no ofrece todavía protección contra los gestos y posturas ofensivas de los indignados, como los cortes de mangas, o sacar la lengua, pero según la opinión de los expertos en seguridad personal del ministerio del Interior, bastará con que Cristina mire hacia otro lado.

La Señora Presidente de todos los argentinos será la primer miembro del Gobierno que irá equipado las veinticuatro horas del día con un inhibidor Bünssen contra abucheos. El aparato, que emite una frecuencia constante de setecientos ohmios circunstanciales, impide que cualquier ciudadano situado a menos de trescientos metros del mandatario pueda articular abucheo alguno, tal es la potencia del ohmio circunstancial.

Ginecólogos rosarinos colocaran a Cristina Kirchner un inhibidor de abucheos Será efectivo en un radio de trescientos metros solo en ciudadanos masculinos.  La Señora Presidente de todos los argentinos será la primer miembro del Gobierno que irá equipado las veinticuatro horas del día con un inhibidor Bünssen contra abucheos. El aparato, que emite una frecuencia constante de setecientos ohmios circunstanciales, impide que cualquier ciudadano situado a menos de trescientos metros del mandatario pueda articular abucheo alguno, tal es la potencia del ohmio circunstancial.  Al parecer, el inhibidor bloquea la comunicación entre la glotis y el área de Wernicke, del cerebro de masculino, impidiendo que cualquier reproche, insulto o silbido, por mucha intensidad con la que se piense, pueda reproducirse en las cuerdas vocales y salir al exterior. Los insultos excesivamente largos, como “Cristina, andate a la recalcada concha de la reputísima madre que te recontra mil parió aborto político salido antes de tiempo de la concha purulenta de tu putísima madre quinelera” sí podrían llegar a escucharse, pero la formidable distorsión producida por el inhibidor lo convertiría en un ligero eructo cuyo sonido sería muy similar a la expresión “Vamos Cristina” .  El inhibidor Bünssen no ofrece todavía protección contra los gestos y posturas ofensivas de los indignados, como los cortes de mangas, o sacar la lengua, pero según la opinión de los expertos en seguridad personal del ministerio del Interior, bastará con que Cristina mire hacia otro lado.Al parecer, el inhibidor bloquea la comunicación entre la glotis y el área de Wernicke, del cerebro de masculino, impidiendo que cualquier reproche, insulto o silbido, por mucha intensidad con la que se piense, pueda reproducirse en las cuerdas vocales y salir al exterior. Los insultos excesivamente largos, como “Cristina, andate a la recalcada concha de la reputísima madre que te recontra mil parió aborto político salido antes de tiempo de la concha purulenta de tu putísima madre quinelera” sí podrían llegar a escucharse, pero la formidable distorsión producida por el inhibidor lo convertiría en un ligero eructo cuyo sonido sería muy similar a la expresión “Vamos Cristina” .

El inhibidor Bünssen no ofrece todavía protección contra los gestos y posturas ofensivas de los indignados, como los cortes de mangas, o sacar la lengua, pero según la opinión de los expertos en seguridad personal del ministerio del Interior, bastará con que Cristina mire hacia otro lado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s